sábado, 31 de agosto de 2013

Llueve.

Con el paso del tiempo, aunque nunca he aprendido de ello, me he dado cuenta de que la tristeza siempre va acompañada de la ira, o normalmente es así en la mayoría de ocasiones.
No se puede estar "triste" simplemente, sino que esa tristeza se asocia con los celos, la rabia, la frustración o la confusión. Emociones intensas que hacen que puedas pensar en todo con absoluta claridad (aunque nunca imparcialidad).
Porque al sentirse despechado, apesadumbrado, afligido, se interpreta todo de un modo distinto, mucho más vivo y apasionado. Las imágenes, los recuerdos y las palabras viajan con mayor velocidad por tu mente, sin dejarte un solo segundo de descanso. Demostrándote cuales han sido tus errores, o los de otras personas, haciéndote recapacitar, pensar en aquello que cambiarías si pudieras (a sabiendas de que no puedes). 
Porque esa es la parte más dura, poder recordarlo todo perfectamente (y, sabiendo que existe una mezcla de "lo mejor" y "lo peor" de ello, tener que decidir que parte pesa más de ambas).






Y en esos momentos me pregunto si sería más factible que, en lugar de escribir sobre aquello que siento, porque hay días en que no consigo aclarar ni cuales son mis sentimientos, describiese aquello ocurrido.

Porque las palabras en ocasiones pueden ser demasiado traicioneras, y no interpretar lo que realmente quieres decir, o como te sientes en realidad.

13 comentarios:

  1. Dicen que las palabras se las lleva el viento pero no es del todo cierto ya que cuando se pronuncian evidencian una realidad, ponen nombre a una sensación, emoción que hasta entonces quizá estaba oculta... y una vez se dicen... no hay vuelta atrás... de ahí que siempre se diga somos esclavos de lo que decimos... a veces es la misma tristeza la que nos impide describir con mayor exactitud y como dices tú está asociada normalmente a otros sentimientos que si podemos modificar seguro que cambiamos el estado.

    ResponderEliminar
  2. Toda alegría necesita un contrapunto.
    "Yo sé llorar una vez por cada vez que río"
    Besos desde lecturasilenciosas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo, aunque hay que saber controlarse, hay que saber recapacitar, hay que saber que todo lo que se ve no es cierto, ni lo que no se ve sea falso. Aprender. A todo se aprende. Un graan saludo!

    ResponderEliminar
  4. cuánto sabes..eso es exactamente. últimamente entiendo mucho de esto. un beso.

    ResponderEliminar
  5. Pero también es difícil hacer un relato de los hechos sin tomar partido.

    ResponderEliminar
  6. Los sentimientos casi siempre van de la mano. La tristeza no aparece sola, pero tampoco la alegría.
    A veces escribir nos apetece y otras no. Lo mejor es que lo hagas cuando te apetezca. De vez en cuando, aunque las palabras no son suficientes, sirven como vía de deshaogue.
    Muá.

    ResponderEliminar
  7. Touché. No soy capaz de pensar con claridad si la rabia nubla mi mente, mis decisiones serían un completo desastre...A veces describir en vez de escribir, ayuda a dejar la situación un poco más transparente.
    ¡Besos❤!

    ResponderEliminar
  8. Me he sentido totalmente identificada con todo lo que has escrito. A veces nos encontramos demasiado cerca de los problema como para ser capaces de diferenciar la tristeza de la ira o el rencor.

    Un abrazo! :)

    ResponderEliminar
  9. Como cuesta poner las cosas en una balanza y valorar cuando los sentimientos bailotean por el medio... Gran reflexión!

    Un abrazo muy fuerte!!

    ResponderEliminar
  10. Es verdad que todo lo que es escrito pueden ser interpretado de millones de formas distintas.

    Pocas veces estoy en desacuerdo contigo, pero he de decir que cuando me encuentro triste es verdad que siempre siento ira, pero para nada veo las cosas con más claridad, al contrario me cuesta muchísimo pensar porque los pensamientos van tan rápido que se atropellan entre si.

    Muy profunda la entrada y como siempre me ha gustado un montón :)Sigue así

    Me alegra un montón haber vuelto a retomar el contacto contigo.

    Un beso enorme :)

    ResponderEliminar
  11. Tienes razón. Una palabra puede cambiar toda una vida... Por eso es mejor pensar antes de actuar, aunque algunas veces vuelen ellas solitas...

    Muakiiiis <3

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola N! Te he nominado a un premio blog, así que pásate si quieres; ¡un beso enorme! :*

    ResponderEliminar