sábado, 24 de agosto de 2013

I can’t decide if it’s a choice, getting swept away.

Quería explorar la idea de que algo pudiese ser peligroso e intenso a la vez. Que se te haga atractivo, aunque veas todas las señales de advertencia gritándote que te alejes, porque en el fondo de tu mente algo te susurra que podría ser bueno y valer la pena intentarlo.
Creo que esa es una de esas sensaciones que todos hemos sentido, aunque no nos hayamos parado a pensar en ello en ese mismo instante. Es como si alguien, en lo más profundo de ti, te susurrase que "nada es seguro, pero vale la pena probarlo", ese pequeño conflicto interno que solo te planteas -si llegas a planteártelo- durante un instante, antes de lanzarte al vacío.

Porque para mi, por mucho que llegue un tiempo en el que me haga daño, el hecho de recordar que me hizo sentir algo bueno en algún momento, me demuestra que ha valido la pena (aunque esa sea la peor parte de un final o una pérdida, el saber que hubo un día en el que fue bueno, y ser capaz de recordarlo todo).




-Cuando eres lo suficientemente lista como para huir, pero algo te retiene-

8 comentarios:

  1. - Cuando eres lo suficientemente lista como para huir, pero algo te retiene... - P E R F E C T O !
    Te regalo el primer comentario de esta entrada, te deseo muchos más. Pásate por mi blog: epdlpc.blogspot.com ¡Comenta! =]
    Miles de besitos!! <3

    ResponderEliminar
  2. A veces nos gusta "arriesgar" creo que eso es lo que más viva mantiene una llama, y sabemos que lo mismo sale mal, que lo mismo caemos de golpe, pero lo que nos importa es estar, aunque sea por solo un momento, en el cielo.
    ¡Un graan saludo! ^.^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "El hecho de recordar que me hizo sentir algo bueno en algún momento, me demuestra que ha valido la pena..." Recuerda siempre que NO FUE UN ERROR SI TRAE BUENOS MOMENTOS, BUENOS RECUERDOS.
      Y arriesgate, prueba cosas nuevas; porque el que no arriesga, no gana =B

      Un besacooo <3

      Eliminar
  3. En cierto modo me siento identificada con tu entrada. Yo estuve ''atrapada'' en algo que fue bueno alguna vez y acabó por hacerme daño, yo también fui lo suficientemente lista como para huir pero algo me retuvo, y eso creo que es lo peor que te puede pasar.

    Nunca debes de arrepentirte de algo que te hizo sonreír pero a veces hay que saberlo parar antes, hay que sonreír y marcharte porque si te quedas más tiempo, no es solo que no vuelvas a sonreír si no que no sabrás hacer otra cosa que llorar.

    Como siempre preciosa la entrada, extraño hablar contigo :(

    Un beso enorme :)

    ResponderEliminar
  4. Hay veces que te lo planteas e incluso a pesar de ver los peligros y los inconvenientes decides apostar por ello por miedo a arrepentirte en un futuro.
    Y si no sale bien, valdrá la pena porque lo intentaste! ;)

    ResponderEliminar
  5. Mmm...No soy muy buena creando comentarios que satisfazcan a los demás .__."
    Yo sólo puedo decir que me encanta, como las demás entradas; porque en todas encuentro una vena poética y preciosa de mí (si es que la tengo). Me encanta como escribes.
    ¡Un beso! <3

    ResponderEliminar
  6. Tu entrada me ha recordado a la definición de vértigo de Kundera. Creo que en parte para mi eso es e amor. Algo que te asusta y de lo que quieres huir, pero te aferras a quedarte.

    ResponderEliminar
  7. Muy cierto ese último párrafo. A veces es un tanto contradictorio, no? cómo puede doler tanto algo que ha sido más bueno que malo...

    ResponderEliminar