domingo, 8 de septiembre de 2013

Vuelve

Llega el fin del verano, y con ello todo cambia.

Te despides del calor, de la arena, del azul del mar y de las burbujas.
Prometes volver a todos esos lugares especiales y llenos de recuerdos.
Haces una última hoguera, y quemas en ella todos esos deseos que aún están por cumplir.
Preparas la maleta, para volver a ninguna parte.
Y escribes una carta, y la llenas de sonrisas. La lanzas al mar, dentro de esa última botella de ron -del bueno- y te sientas en la orilla, esperando que la marea se las regale a aquél que pueda necesitarlas.

Y luego se te escapa una sonrisa, de esas que saben a mar, a libertad y a esa actitud de "no sabemos nada en absoluto, y es una sensación maravillosa". 
Y te dejas llevar.

7 comentarios:

  1. nos quedan los hermosos recuerdos de este verano, aunque estén lanzados en esa botella que se ha perdio entre las olas..
    y el próximo, quien sabe, a lo mejor podamos revivir estos momentos con más intensidad...
    todo vuelve...aunque a veces no lo creamos =)

    ResponderEliminar
  2. Ahora toca disfrutar del invierno:)

    ResponderEliminar
  3. Dejarse llevar...Suena demasiado bien <333 Ahora le toca al otoño crear recuerdos. Y a esbozar muchas sonrisas que sepan a lluvia.
    Un beso :*

    ResponderEliminar
  4. El verano se va... Acompañado de todos esos helados de fresa, de esos juegos de adivinar a qué se parecen las nubes, de esas guerras de globos de agua y de arena del mar, de esas pompas de jabón, de esos revolcones que nos dieron las olas, de esos picnics y esas cometas que volamos, de esas sonrisas enfrascadas y de esos globos de colores...
    Pero otra época viene, acompañada de más recuerdos inolvidables... Y de ese aroma a lluvia que tanto me gusta... <3

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, ¡habrá que ponerle buena cara al pobre invierno! Todo el mundo quejándose de que se va el verano, pues yo soy fan del invierno y lo que trae consigo- mantas, pelis, Navidad, libros en la chimenea...
    Bueno, escribes genial, y eso, que me quedo por aquí.
    Besitos desde http://hoyvoyaescribirtesinningunmotivo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Los septiembres siempre tan inspiradores!!

    Un abrazo desde el Taller :)

    ResponderEliminar
  7. AMO ESTA ENTRADA ! Es tan tú...
    Es ese sentimiento agridulce de dejar aquello que disfrutaste, esos días llenos de felicidad y de tranquilidad, con locura y despacio. Muy despacio, que las cosas de a poquito se digieren mejor.

    Pero bueno, el invierno también inspira, nada con un chocolate caliente y ordenador donde escribir :)

    Besos !

    ResponderEliminar