lunes, 29 de abril de 2013

Tan cerca, pero tan lejos

Se encendió un cigarro e inhaló la primera calada, sin apartar la vista del infinito.
Comenzó a tararear una canción, quien sabe cuál, mientras trazaba círculos sobre mi espalda con la yema de los dedos, en una caricia que se asemejaba al tacto de una pluma.
Luego clavó su vista en mi, a la vez que deslizaba sus dedos por mi pelo.

Me dijo:
-Y si algún día vuelves a perderte, recuerda que eres aquella que te observa desde el otro lado del espejo.
Y yo, abrumada por aquel sentimiento, solo fui capaz de responderle una sonrisa.

9 comentarios:

  1. A veces, las verdades son tan ciertas que no sabemos cómo contestar. Solo nos queda mirar o sonreír. Bonito texto.

    Gracias por pasarte por mi blog, acabo de actualizar si quieres echarle un vistazo ❤

    ResponderEliminar
  2. Me gusta cómo describes las cosas. Si te pierdes, seguramente sabrás cómo encontrarte. Y si no lo sabes, alguien te recordará donde estás, o te irá a buscar.
    PD. ¿Eres asturiana? :$ Siempre me llaman la atención tus "un besín".

    ResponderEliminar
  3. Una entrada preciosa,de verdad :3

    ResponderEliminar
  4. Qué preciosa entrada, es realmente tierna!!^^
    Muchas gracias por pasarte por mi blog... Yo también te sigo ;)
    PD: Supongo que se te olvidaría darle al botón de 'seguir' o será un error, pero no me apareces como seguidora...No importa ;)
    Sigue así, escribes genial preciosa!!
    Besootes^^
    http://viviendoennuestrocuento.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me dijiste que te avisara, y eso hago!! Ahora sí que me sales^^ jeje
      Besiitos!!

      Eliminar
  5. Jo tia, me encanta tu forma de describir la situación, haces hasta que me vuelen mariposas en el vientre al imaginármelo de lo bonito que es.
    Y que sepas que aunque ya no te comente tanto sigue leyendo todas y cada una de tus entradas :D

    Muchos besos preciosa

    ResponderEliminar