lunes, 14 de enero de 2013

No sabía su nombre, pero la llamaban Dulce.

Es ese momento en que te paras a pensar en los pequeños detalles de la vida. Aquellas cosas que pueden cambiar tu día, e incluso tu vida, si eres muy positivo.
Cuando alguien pone, con intención, tu canción favorita en el reproductor de música del coche. Esas visitas en la biblioteca, que hacen más llevaderas las horas de estudio. Esas llamadas, porque sí/te-echo-de-menos/me-apetece-escuchar-tu-risa o cualquier otro motivo (in)explicable.
Los mensajes, a las 4 de la madrugada.
Los "Buenos días, princesa", o, en su defecto, las sonrisas mañaneras, que dan sentido a los madrugones. Los viajes. Las visitas inesperadas, los abrazos por la espalda y el ronroneo de tu gato como despertador ideal.
Un "te echo de menos" y los "¿Salimos esta noche?".

Y ese momento en que alguien te necesita y dices: "Yo pongo el chocolate y las galletas, ¿te quedas?"

Y, para mí, esta es la demostración gráfica de un detalle que alegra el día. Cambiar el "dolor" por la "dulzura".

6 comentarios:

  1. A veces no creemos la suerte que tenemos de que alguien nos haga reir. Por un instante. De encontrar la razón de cada día en las personas que nos importan...lo más importante es saber elegirlas y que se queden con nosotros.

    Me gusta mucho tu blog :) y esta entrada. Te sigo desde ahora.

    Un beso (:

    ResponderEliminar
  2. Esos detalles pueden no sólo cambiarla sino, incluso, llegar a salvar una vida.

    Me pareció muy adorable la imagen que has adjuntado.

    ResponderEliminar
  3. Alguien que te haga reír sin buscar nada a parte de tus sonrisa es difícil de encontrar, en este mundo quedan muy pocas personas buenas que no te manden sonrisas falsas. Si se encuentra a una no hay que dejarla marchar por nada del mundo. Debemos conservarla porque será la única persona que de verdad se preocupe por ti.

    Me gustó mucho la entrada ^^

    Bss

    ResponderEliminar
  4. Es la sensación, cuando empiezas a vivir por y para esa persona, ese sentimiento de DAR, es HERMOSO!, amo el texto <3
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la entrada (y las ilustraciones de Paula Bonet)

    ResponderEliminar
  6. Claro que sí eso es ser un amigo! ME ha encantado me has emocionado mucho!

    ResponderEliminar