domingo, 9 de octubre de 2011

Smile

Me mordí el labio para ocultar una sonrisa. Entonces lo miré de nuevo. Había vuelto el rostro, pero me pareció ver estirada la piel de sus mejillas, como si también estuviera sonriendo. Alcé la vista y sonreí con timidez... Me olvidé hasta de respirar.

3 comentarios:

  1. Qué bonita sensación.
    Y qué bella imagen.

    :)

    ResponderEliminar
  2. Y la de mariposas que aparecen en el estómago cuando confirmas que estaba sonriendo.

    ResponderEliminar