sábado, 11 de febrero de 2012

Perdona, pero quiero casarme contigo

Me miraste a los ojos, sonreíste con esa sonrisa tan tuya, esa que hacía que mi corazón decidiese dejar de latir por unos momentos y que todos mis sentidos se centrasen en ti. 
Siempre recordaré el tono exacto, esa pasión en tu voz, esa tranquilidad, con la que me propusiste escaparnos, y prometiste que todo sería perfecto si lo dejásemos todo, si huyésemos, porque al estar juntos abandonábamos el mundo real y pasábamos a estar en nuestro pequeño mundo, como tu lo llamabas. 
Escapar, eso deberíamos haber hecho. Pero aún no es tarde para ello, sigo queriendo hacer locuras un viernes noche, y, por encima de todo y aunque sigas sin creerlo:


                                  Te quiero


(Con todas las letras, y los sentimientos que le corresponden)
"Si fueras una sola palabra, serias la más bella canción escrita nunca por amor"

1 comentario:

  1. El te quiero con todas las letras me da miedo. Tanto si sale de mis labios como si entra en mis oídos.

    ResponderEliminar