martes, 22 de abril de 2014

Love doesn't count after goodbye

Querido,

Se que ésta no es la mejor forma de iniciar una carta, pero tampoco tengo claro que se trate de una.
Es una forma de decirte, mi forma de decirte, que no trataré de despedirme, porque nunca se me han dado bien las despedidas, ni de darte un "hasta luego" del que no estoy completamente segura. Pero puedo jurar que espero que en algún momento, uno mejor, nuestros caminos vuelvan a cruzarse. Que hayamos cambiado, pero sigamos siendo las mismas personas.
Y en ese momento sea capaz de decirte la falta que me has hecho, y todas esas palabras que han sido miradas en algún instante.
Supongo que se me da mejor escribir las palabras que pronunciarlas. Que prefiero las distancias a los finales. Y que espero que entiendas que tampoco tengo claro como pasar la última página.
Porque si algo tengo claro es que, a pesar de haber sido uno de esos libros en que no puedes evitar querer leer más y avanzar, no fui capaz de ver que cada página se encontraba más cerca del final.



9 comentarios:

  1. Ojalá fuera más fácil hablar que escribir, pues no habría tantos malentendidos. En cuanto a la metáfora del libro, me ha encantado porque se puede aplicar a tantas situaciones... Parece que nos pasamos la vida esperando, para luego darnos cuenta de que todo ha pasado demasiado rápido.
    Qué bonita canción, no la conocía ^^.
    Muchos besos desde lecturasilenciosas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Es cierto... me quede prendida de esta frase: "prefiero las distancias a los finales" y me es imposible no mirar hacia dentro mio.
    Un beso...

    ResponderEliminar
  3. Estoy con Veronika. Esa frase es genial.
    Es complicado saber decir adiós. Muchas veces lo pronunciamos y en el fondo, sabemos que no será el último. Que habrá más páginas después.
    Besitos.

    Miss Carrousel

    ResponderEliminar
  4. En esencia, siempre seguimos siendo las mismas personas. N, hay que tener mucha elegancia para no pasar la ultima pagina.Las distancias son siempre mejores que los finales. Un beso

    ResponderEliminar
  5. En el desenlace de un gran amor siempre queda la esperanza de que en un futuro, siendo más mayores, más maduros, más diferentes y a la vez más iguales, el destino quiera volver a unir a dos corazones que una vez se separaron...
    "...a pesar de haber sido uno de esos libros en que no puedes evitar querer leer más y avanzar, no fui capaz de ver que cada página se encontraba más cerca del final..." magníficamente triste.
    un besoo!

    ResponderEliminar
  6. Los pelos de punta!!! Yo sigo flipando contigo, no hay manera más bella de escribir que la que tu tienes, palabras tan delicadas que te trasportan!

    ''Es una forma de decirte, mi forma de decirte, que no trataré de despedirme, porque nunca se me han dado bien las despedidas, ni de darte un "hasta luego" del que no estoy completamente segura''

    Lo mejor de la entrada!
    Gracias por escribir porque leerte es como un chute de vida

    ResponderEliminar
  7. Me he sentido muy identificada con el texto y, por suerte o por desgracia, creo que jamás podremos cerrar una puerta para siempre.
    Muá.

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que despedirse es imposible.

    ResponderEliminar
  9. Es un texto muy sentido, N. A veces no nos damos cuenta de que las historias necesitan un punto y aparte. Un tiempo de reposo para que vuelvan a brillar como lo hacían. A veces, por otro lado, simplemente nos damos cuenta de que es mejor cerrar ese libro y recordarlo como lo que fue. Espero que este no sea tu caso.

    Un abrazo, N!

    ResponderEliminar